Tratamiento biológico
de Efluentes Líquidos

Tratamiento biológico
de Efluentes Líquidos

Mecanismos de depuración biológica:

Se puede decir, como se ha visto para los procesos naturales, que el proceso de purificación se reduce al control de la actividad de millones de trabajadores utilizados en el proceso. Plantas, animales, hongos y microorganismos son excelentes empleados que necesitan condiciones adecuadas para llevar a cabo su misión.

El único secreto de una buena purificación es el control adecuado del desarrollo y la actividad de estos colaboradores.

Los microorganismos son responsables de la descomposición de la materia orgánica, que son los elementos esenciales que garantizan la permanencia de vida, manteniendo los ciclos esenciales del nitrógeno y el carbono, procedimientos conocidos bajo el nombre de metabolismo.

Las reacciones químicas desarrolladas en el metabolismo están limitadas por la temperatura y la presión, que afectan a las células vivientes.

Estas reacciones químicas son posibles en la presencia de catalizadores orgánicos, que son compuestos de proteína producidos por células vivientes y se llaman enzimas.

Se puede decir que el desarrollo normal de la purificación biológica depende de la acción adecuada de las enzimas en el metabolismo de las células; más tarde, se mencionarán ciertos parámetros que son decisivos en el proceso de purificación (ph, temperatura, nutrientes).

Las dimensiones adecuadas para poder pasar a través de la membrana celular.

Es necesario poner en contacto los microorganismos y la materia orgánica, buscando una homogenización adecuada. Desde el punto de vista de purificación, los microorganismos pueden describirse como pequeños reactores bioquímicos, capaces de autorregulación. La oxidación biológica es la conversión bacteriana de compuestos orgánicos a compuestos inorgánicos oxidados, un proceso conocido como mineralización.

Como ejemplo de estos procesos tenemos:

Carbono orgánico + o2 = co2 hidrógeno orgánico + o2 = h2o nitrógeno orgánico + o2 = no3 fósforo orgánico + o2 = po azufre orgánico + o2 = so4

Los microorganismos oxidan los productos residuales para obtener la energía y las materias primas necesarias para la síntesis de las moléculas complejas de las que están formadas (proteínas, polisacáridos, etc.). El proceso global de oxidación bacteriana puede describirse a través de la ecuación siguiente:

Materia orgánica + oxígeno = productos oxidados + nueva bacteria

¡El cambio es ahora!

Conoce nuestra línea de productos y todos sus beneficios.